Warning: Zend OPcache API is restricted by "restrict_api" configuration directive in /www/ibisnewsletter/htdocs/ecrire/inc/flock.php on line 468
IbisNewsletter.org

Argumentos en favor del infanticidio: ¿Una cuestión terminológica?

  •  Michael Cook
  •  30 / 07 / 2015
  •  E-mail

Ha habido pocos momentos en mi vida en los que me hubiera gustado poder hablar checo, seguramente la más difícil de las lenguas eslavas. Hoy fue uno de ellos, al tratar de investigar la tormenta desatada por la publicación de un artículo en una revista de bioética checa.

Un profesor universitario y asesor del gobierno checo, de 78 años de edad, Miroslav Mitloehner, ha sido destituido de sus cargos debido a sus polémicos puntos de vista expresado en Casopis zdravotnického práva un bioetiky (Revista de Derecho Médico y Bioética).

El argumento de Mitloehner es conocido: se debe dejar morir a los niños que nacen con una discapacidad grave. Así lo explica en el abstract de su artículo: "Debería permitirse abandonar los esfuerzos para salvar vidas (incluso si existiese una posibilidad de supervivencia) cuando las malformaciones de los recién nacidos son tan graves que excluyen la posibilidad de un futuro para la existencia humana significativa y consciente. [1]

Este argumento no es sólo conocido; de hecho avala una medida que es legal en los Países Bajos y que representa una práctica común en muchos otros países.

Seguramente el tacto no debe estar entre las cualidades de Mitloehner porque él usó una palabra para describir a estos niños, que ha sido traducida al inglés como “freaks” (“monstruos"). Los activistas en defensa de los derechos de los discapacitados explotaron y Mitloehner devino un especialista en bioética desocupado. (Aquí es donde la fluidez en checo sería muy útil: creo que la palabra ofensiva era "Podivín".)

Los editores de Casopis zdravotnického práva un bioetiky lograron despegarse de Mitloehner sin repudiar sus ideas ampliamente aceptadas. Descubrieron que había publicado el mismo artículo en otra revista en 1986, con lo cual lo expulsaron como autor. Sin embargo no se disculparon por las opiniones vertidas.

He aprendido una lección importante de este embrollo: las cuestiones lingüísticas son importantes en la discusión del infanticidio. Si usted llama "freaks" a los bebés, perderá su trabajo. Si usted en cambio habla con respeto de eliminarlos (como Peter Singer), usted puede llegar a obtener premios de su gobierno.




¿Quién es usted?
Añada aquí su comentario