Trasplante de útero: cuestiones éticas

  •  Michael Cook
  •  3 / 10 / 2018
  •  E-mail

En 2014 nació en Suecia el primer niño gestado en un útero donado. Si bien la investigación sobre el trasplante de útero se encuentra todavía en sus fases iniciales, muchas personas evalúan esta modalidad como un éxito potencial. ¿Pero qué se puede decir respecto de las cuestiones éticas involucradas?

Hasta ahora, los procedimientos llevados a cabo en todo el mundo han dado como resultado el nacimiento de diez niños gestados en un útero trasplantado; ocho de ellos en Suecia.
"Si el trasplante de útero conlleva pasar de los ensayos para integrar la realidad del sistema de salud sueco, primero debe haber un debate ético sobre el procedimiento", dice Lisa Guntram, de la Universidad de Linköping.
En 2016, y a propósito de la gestación subrogada, se sostenía que no debía permitirse su realización altruista. Partiendo de esta premisa, Guntram conjeturó que el trasplante de útero sería menos problemático que la subrogación altruista. Su investigación se realizó junto con Nicola Jane Williams, de la Universidad de Lancaster en el Reino Unido, y los resultados del estudio se dieron a conocer en un artículo de la revista Bioethics.

Algunos de los temas incluyen:
1. Que el trasplante de útero puede representar una amenaza para la autonomía del donante, ya que este puede verse sometido a presión. En los ensayos suecos, los úteros donados provienen de un familiar, en la mayoría de los casos la madre de la mujer imposibilitada de gestar. En consecuencia, algunos parientes cercanos de personas en esta condición pueden sentirse obligados a donar, o verse sometidos a una presión en esta dirección.
2. Que las intervenciones de trasplante de útero pueden conducir a la explotación de los cuerpos de las mujeres. Existe el riesgo de que los úteros se conviertan, como los riñones, en otro órgano que circule en el mercado negro.
3. Que la investigación sobre los riesgos físicos y psicológicos que enfrenta el niño por nacer resulta claramente insuficiente. Al igual que en los contextos de subrogación, poco se sabe de las consecuencias del trasplante de útero para el niño, ya que hay muy pocos nacidos como resultado de este tipo de intervenciones.




¿Quién es usted?
Añada aquí su comentario