BUSCAR
5 / 12 / 2014
Derechos Humanos: Una enmienda al Código de Ética de la American Psychological Association

En su reunión de febrero 2010, la American Psychological Association introdujo una enmienda en dos artículos de su Código de Ética para dejar claro que en ningún caso sus normativas pueden ser interpretadas para justificar o defender violaciones a los Derechos Humanos. Recordemos que la última actualización del Código de Ëtica de la APA fue realizada en 2002 y en sus artículos 1.2. y 1.3 hacía referencia al potencial conflicto entre las normativas éticas que emanaban del código y las exigencias de legislaciones estatales o de instituciones bajo las cuales los psicólogos prestan sus servicios. La redacción de los artículos era ambigua y podía ser interpretada en el sentido de que los profesionales debían inclinarse por seguir las normativas de tales instituciones. Esto fue utilizado como una excusa para justificar la participación de psicólogos en la así llamada "enhanced interrogation" de sospechosos luego de los eventos de Septiembre 11. La nueva frase agregada a ambos artículos “Bajo ninguna circunstancia estas normas son utilizadas para justificar o defender violaciones a los Derechos Humanos”, busca aclarar el punto y tendrá vigencia a partir del 1 de Junio de 2010. Los artículos modificados son los siguientes (en negrita, las partes agregadas):

1.02 Conflictos entre la Ética y las leyes, las regulaciones, u otra autoridad legal

Si las responsabilidades éticas de los psicólogos entran en conflicto con las leyes, las regulaciones, u otra autoridad legal, los psicólogos aclaran la naturaleza del conflicto, manifiestan su compromiso con el Código de Ética y toman las medidas necesarias para resolverlo de manera consistente con los Principios Generales y las Normas del Código de Ética. Bajo ninguna circunstancia estas normas son utilizadas para justificar o defender violaciones a los Derechos Humanos.

1.03 Conflictos entre la Ética y las exigencias institucionales

Si las exigencias de una organización a la que pertenecen o para la cual trabajan los psicólogos plantean un conflicto con este Código de Ética, los psicólogos aclaran la naturaleza del conflicto, manifiestan su compromiso con el presente Código y toman las medidas necesarias para resolverlo de manera consistente con los Principios Generales y las Normas del Código de Ética. Bajo ninguna circunstancia estas normas son utilizadas para justificar o defender violaciones a los Derechos Humanos.

Es importante aclarar que la iniciativa de estos cambios fue el resultado de una larga batalla de psicólogos progresistas de los Estados Unidos dentro y fuera de la APA (en la foto, un acto en el campus de la Universidad de Harvard). Una de las principales activistas de este movimiento fue nuestra colega Brinton Lykes, Profesora de Psicología Social y Comunitaria en Boston College, directiva de la Fundación Ignacio Martín Baró y co-fundadora de la Red de Salud Mental y Derechos Humanos. La polémica sigue abierta, especialmente respecto de los efectos de la nueva normativa, la cual por entrar en vigencia en Junio de 2010 aparentemente no permitiría acciones contra los psicólogos que participaron de interrogatorios a prisioneros en la base norteamericana de Guantánamo. Tal participación había sido política oficial del Departamento de Justicia bajo la administración Bush, la cual promovió la participación de los profesionales en distintas “interrogation techniques”.

Más infomación en: http://www.apa.org/news/press/releases/2010/02/ethics-code.aspx



  IBIS | 7 / 03 / 2010 |  E-mail | 
Compartir


  Más artículos